lunes, 20 de julio de 2015

Regalos que hacen los contenedores y cómo limpiar una damajuana

¡Hola a todos! el título del post de hoy os parecerá un poco raro, pero enseguida lo vais a entender.
Resulta que me llevé una sorpresa al ir a tirar la basura una noche. Había junto con un montón de tablas y trastos sin valor un par de damajuanas antiguas, alguien había hecho limpieza de algún almacén o similar . Estaban sucias pero sucias, y daba la impresión de que llevaban allí mucho tiempo sin que nadie les hiciera caso, ¡hasta que llegúé yo!
Enseguida cargué con ellas para casa ¿cómo no? Las damajuanas son tan versátiles en la decoración!
Os contaré un viejo truquito de mi madre para limpiar jarrones de boca estrecha o en este caso damajuanas.
Lo primero que tenéis que hacer es echar unas gotitas de lavavajillas tipo quita grasas, a continuación echáis un buen puñado de arroz y después un poco de agua caliente. Agitar con fuerza en movimientos circulares y cambiar el sentido. Repetir la operación hasta que quede limpia y enjuagar.

cómo limpiar una damajuana







Este era el aspecto anterior de la silla de anea que véis en las fotografías, es antigua también y quisimos darle "otro lavado de cara".
¡Buen comienzo de semana para todos!
Imágenes: Lola Navarro

13 comentarios:

  1. Vaya hallazgo Lola!! Yo por aquí por más que miro no encuentro ninguna joya en la basura, jeje!!
    Me encanta la silla y las damajuanas!!
    Feliz semana!!

    ResponderEliminar
  2. Cuánto agradezco tu consejo para limpiarlas, una de mi damas, tiene algunas manchitas que no he sido capaz de retirar, con lo que lo pondré en práctica. Vaya tesoro que has encontrado, menuda suerte, mira que tirar eso!!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Que suerte tuviste Lola, y que bonito rincón. Me chifla.

    Besos,

    Pedro

    ResponderEliminar
  4. Oooohhhh qué bonitooo, qué suertuda has sido al encontrar estas dos preciosidades y qué buen lavado se han llevado, quedaron perfectas. Me apunto el truquillo del arroz!!!
    La sillita de enea es una monada también, qué luminosidad adquirió con el lavado de cara, precioosa!!!
    Besotesss Lola,

    Menchu

    ResponderEliminar
  5. Feliz hallazgo! Yo sería capaz de trepar a una torre de contenedores por esas damajuanas, doy fe. Me imagino tu alegría al verlas representada en estas imágenes hermosas del rincón decorado con ellas. Besos

    ResponderEliminar
  6. Soy una apasionada de las damajuanas.

    ResponderEliminar
  7. son hermosas esas damajuanas! que bueno que las hayas rescatado!

    ResponderEliminar
  8. Menudo hallazgo!!! Con lo bonitas que lucen en ese precioso rincón.
    Gracias por explicar como limpiarlas, tengo una que encontró mi marido en la basura y no soy capaz de sacar algunas manchas, voy a probar...
    La silla en blanco genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ese truco me viene de perlas, que suelo usar botellas para el gazpacho y me dejo los dedos limpiándolas...

    Jo, qué suerte lo de tu hallazgo, yo estoy deseando encontrarme alguna bonita,

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Pero qué suerte!! Además mañana mismo me pongo con el arroz, tengo una que nunca he sido capaz de limpiar bien del todo ;)

    ResponderEliminar
  11. Uno de los pocos objetos de decoración que he conservado para poner en la casa después de la reforma que le estamos haciendo es, precisamente, una damajuana. No recuerdo de dónde la saqué, pero supongo que fue un "regalo de contenedor" parecido...

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Buen hallazgo!!!!!!, que te voy a decir yo que recupere dos de la bodega familiar, y otra que le tengo hechado el ojo!!!!. Me encantan las damajuanas!!!! Y con un montón de recursos para decorar!!!!!!. Ahhhh y buen truquito!!!!!!. Besos

    ResponderEliminar

Todos los comentarios con fin publicitario serán suprimidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...